17/07/2024

Hijos de Marisela exigen ir tras los asesinos, en Chihuahua

Chihuahua.— A través de tres cartas dirigidas al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la Fiscalía General del Estado (FGE), los hijos de la activista Marisela Escobedo Ortiz —asesinada hace 10 años frente a las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua, cuando exigía justicia por el asesinato de su hija Rubí Marisol— solicitaron a las autoridades mexicanas iniciar una investigación en contra de Andy Barraza, a quien señalan como presunto asesino, así como contra el exfiscal Carlos Salas y el exgobernador César Duarte.

Desde el exilio, Juan y Alejandro Fraire Escobedo acudieron ayer al consulado mexicano en la ciudad de Austin, Texas, para dejar dos cartas dirigidas al Presidente de México —una de ellas a título personal de Juan y la otra firmada por la familia y diferentes organizaciones—, en las que demandaron dar continuidad a las investigaciones alrededor del asesinato de Marisela, toda vez que, señalaron, el caso no se encuentra cerrado debido a que no hay una sentencia.

“El caso no puede estar cerrado porque no hay ningún culpable. El chivo expiatorio que detuvieron por medio del fiscal Carlos Salas —en referencia a José Enrique Jiménez Zavala, El Wicked— nunca se comprobó que fuera el asesino”, indicó Juan.

Destacó que este gobierno tiene la posibilidad de investigar y resolver el caso con la verdad, pues a quien consideran el asesino material, Andy Barraza, se encuentra en una cárcel de Estados Unidos, por lo que solicitaron su extradición a México a fin de que sea procesado.

Dijo que no sólo pretenden que se juzgue a quien jaló el gatillo, sino también a quienes permitieron que el asesinato ocurriera.

“Los que la traicionaron desde adentro del Palacio de Gobierno, entregando y filtrando información al crimen organizado; que se investigue a los autores intelectuales, al exfiscal Carlos Salas y al exgobernador César Duarte, quien permitió que esto sucediera, porque esa noche se cerraron las puertas durante 20 minutos, y mientras mi madre era asesinada no había autoridad presente”, denunció Juan Fraire Escobedo.

“La lucha por la justicia en el caso de Marisela Escobedo no es sólo por ella, sino por todas las mujeres de México”, afirmó.

Aseguró que su madre tenía la esperanza de que acabaran los feminicidios, principalmente en Ciudad Juárez, un municipio que ha sufrido este problema durante más de 30 años.

“Queremos que no haya otra Marisela ni otra Rubí”, expresó.

El abogado representante de la familia, Carlos Spector, aseguró que existen piezas clave que señalan a Andy Barraza como autor material del asesinato, por lo que se pide su extradición a México.

Por su parte, Ruth Fierro, del Centro de Derechos Humanos para las Mujeres, destacó que la violencia de género en el país sigue siendo invisible, impune y normalizada, por lo que hizo un llamado urgente a las autoridades para que se lleven a cabo los cambios profundos que se requieren, a fin de que quienes buscan justicia la encuentren antes de que se repita el caso de Marisela Escobedo.

FUENTE: El Universal