18/07/2024

En el limbo, acciones contra tala ilegal en Chihuahua

Dependencias federales se han declarado incapaces de coordinar un seguimiento a los acuerdos generados en las audiencias públicas, mientras Maru Campos y su equipo de transición no han demostrado interés por el tema. 

Ausencias, evasivas e incertidumbre, fue lo que dejó la segunda audiencia pública sobre la tala ilegal en la Sierra Tarahumara, reunión que congregó nuevamente a organismos federales y estatales, frente a diversas asociaciones civiles que externaron su preocupación al desconocer el camino que seguirán las mesas de trabajo en la administración de la próxima gobernadora, María Eugenía Campos, cuyo equipo de transición no participó en el encuentro

Durante esta audiencia, la Coordinadora Técnica de la Secretaría General de Gobierno, Johana González, informó que la minuta de la primera audiencia se firmó en su totalidad, lo que compromete a todos los participantes a llevar a cabo las acciones planteadas hasta el momento. 

El ejercicio público dió seguimiento a los temas planteados de la primera audiencia realizada los días 29 y 30 de junio. Si bien esa primera audiencia ayudó a generar algunos acuerdos y compromisos, también se expusieron las deficiencias gubernamentales que han permitido el arrase de los bosques desde hace décadas. 

Sin embargo, para la sociedad civil, existe todavía un problema de falta de voluntad política, tanto a nivel federal como estatal. 

A tan solo unas semanas de que Javier Corral deje la gubernatura, el camino que seguirá el combate de la tala ilegal se sumerge en la incertidumbre.

ORGANISMOS FEDERALES, EVASIVOS

Una de las principales preocupaciones de las asociaciones civiles durante la audiencia fue clara: ¿quién daría seguimiento a los planes y acciones de trabajo sobre la tala ilegal luego de la salida del actual gobierno estatal? 

Ante dicho cuestionamiento, Diana Villalobos, directora de la Consultoría Técnica Comunitaria (Contec), propuso que el gobierno federal debería encabezar los esfuerzos conjuntos para no perder de vista los acuerdos generados durante las audiencias, ya que no existe certeza de que la nueva administración estatal lleve a cabo esta tarea.

En el mismo sentido, Villalobos enfatizó que si bien las dependencias federales y estatales cuentan con múltiples diagnósticos sobre la situación de los bosques en la Sierra Tarahumara, estos no han sido suficientes para llevar a cabo acciones contundentes por parte del gobierno. 

Sin embargo, tanto Alonso Heredia, de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) así como Manuel Chavéz, de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), reconocieron la incapacidad de sus dependencias para liderar un seguimiento puntual. Argumentan que quien debe encabezar este seguimiento a las audiencias es la autoridad estatal.

FUENTE: La Verdad