18/07/2024

Aumentan 11% llamadas al 911 por maltrato a mujeres y menores

Más de 34,000 entre enero y octubre de 2021

De acuerdo con el informe de llamadas al 911 publicado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), el estado de Chihuahua ocupa el segundo lugar en llamadas por agresiones contra mujeres y menores de 18 años, con 34,508 reportes entre enero y octubre de 2021.

Dicha cifra supera las llamadas registradas entre enero y octubre de 2020, cuando se reportaron 31,075 llamadas por maltrato o agresiones a mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Conforme al documento, el estado de Chihuahua sólo es superado por el Estado de México en reportes por violencia de género y contra menores, pues dicha entidad acumula 34,592 en lo que va del año.

Del total de llamadas que recibió el 911 de mujeres o menores chihuahuenses que reportaron violencia/agresiones dentro del hogar, la mayoría reportó ser agredidas por sus parejas, tanto física como psicológicamente, y de ésta última forma de violencia se especifican amenazas con hacerse daño (el agresor), hacer daño a su pareja y/o hijos, de no hacer lo que pide.

Cabe señalar que el Secretariado Ejecutivo especifica que las llamadas de emergencia al 911 no son denuncias ante una autoridad y que sólo se trata de probables incidentes de emergencia con base en la percepción de la persona que realiza el reporte.

Se aclara también que el incidente violencia contra la mujer abarca todo acto de agresión que como resultado provoque un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.

Diana Manríquez, psicóloga especialista en terapia familiar, enfatizó que es de vital importancia que aquellas mujeres que sean víctimas de violencia lo denuncien en una primera instancia al servicio de emergencia, pues la atención como primer respondiente puede marcar la diferencia, al acudir autoridades preventivas como policías municipales que muchas veces detienen el episodio violento.

Sin embargo, la especialista indicó que esto no debe terminar como reporte o llamada de auxilio, sino que es necesario concientizar a las mujeres y a sus hijas e hijos a que un acto violento es un delito y debe denunciarse.

Manríquez agregó que pese a la gran cantidad de información sobre violencia de género y contra niños y adolescentes, aún existen tabús al respecto y muchas víctimas prefieren desistir de una denuncia por temor a que su agresor haga algo más en su contra, e incluso por vergüenza.

Señaló que toda mujer, así como las niñas, niños y adolescentes, deben recibir mensajes de autoestima, amor propio y respeto a los demás, aspecto que debe ser recíproco. “Cuando un niño está consciente de que merece respeto, entonces puede detectar más fácilmente una situación de violencia y estar dispuesto a hablar con su mamá, o con alguien de confianza que pueda ayudarle en la situación que vive y que no debe ser”, apuntó.

Agregó que bajo ninguna circunstancia se deben permitir gritos, insultos, amenazas y/o golpes, pues todo forma parte de los distintos tipos de violencia, por lo que exhortó a las mujeres a informarse al respecto, buscar ayuda y, de ser necesario, denunciar.

FUENTE: El Heraldo de Chihuahua