25/06/2024

El conflicto de aguas en Chihuahua, argucia de AN: delegado federal

Ciudad Juárez, Chih. En 76 años, el tratado de aguas entre México y Estados Unidos se ha cumplido sin problemas; por eso son mentiras y manipulación las versiones y acciones de algunos políticos, principalmente del Partido Acción Nacional (PAN), en torno al tema de las presas en Chihuahua”, ya que el líquido para los productores agrícolas está garantizado y tendrán grandes cosechas, afirmó Juan Carlos Loera de la Rosa, delegado del gobierno federal en el estado.

En tanto, Martín Chaparro Payán, dirigente estatal del partido Morena, exigió al diputado federal panista por el distrito 5, Mario Mata Carrasco, y a la administración estatal, encabezada por el también panista Javier Corral Jurado, parar sus intentos de agitación violenta con fines político-electorales con miras a los comicios de 2021, cuando se renovará la gubernatura.

En entrevista, señaló que ellos como nadie tienen claro que el pago de dicho acuerdo siempre ha sido puntual. No es válido que se utilice a mujeres, niños y empleados de ranchos como carne de cañón para enfrentar a la Guardia Nacional.

Aseguró que el volumen concesionado para el presente ciclo a los productores agrícolas del centro-sur de la entidad está garantizado; de hecho, dijo, ante la escasez, el distrito de riego 5 es el único en el país dependiente de presas que tiene aseguradas por completo sus necesidades para este año.

Puntualizó que Morena siempre ha apoyado a los productores “y para el proyecto de nación que enarbolamos el campo es fundamental.

El gobierno ha cumplido sus compromisos. ¿Por qué no creerle en esta ocasión? ¿Por qué permitir al PAN que, por medio de sus funcionarios, use esta bandera para desestabilizar la región?, preguntó Chaparro.

“¿Desde cuando el ‘diputado del agua’ (Mario Mata) ha sido consecuente? Nadie mejor que los habitantes del distrito 5 lo conocen. ¿Por qué seguirle su jueguito? Nada por la fuerza; todo por la razón y el derecho”, agregó.

Por separado, Loera de la Rosa precisó que el compromiso con los agricultores es que durante el ciclo agrícola 2020 reciban el agua para riego que les ha sido concesionada, y que se cumpla el tratado sobre la distribución de aguas internacionales de los ríos Colorado y Bravo, suscrito por los gobiernos de Estados Unidos y México en 1944.

En entrevista, el funcionario federal preguntó: ¿Por qué luego de 76 años en que el tratado ha sido respetado por los dos países se ha generado una oposición férrea por parte de algunos dirigentes, obligando al gobierno de México, en el uso pleno de sus facultades, a tomar acciones para cumplirlo?

¿Por qué a pesar de que los representantes de los usuarios afirman que nunca se han abierto las presas (para revisar sus niveles) ahora es necesario hacerlo? ¿Qué hay detrás de las violentas protestas?

Calderón y Peña, irresponsables

Juan Carlos Loera criticó la irresponsabilidad de los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto y de quienes estuvieron al frente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) por incumplir la entrega de agua en el periodo 2011-2015, pese a que había suficiente.

Eso, agregó, puso a Chihuahua en una situación compleja e inédita porque no puede haber dos quinquenios consecutivos con adeudo; además, la administración federal anterior entregó indiscriminadamente permisos irregulares de pozos agrícolas que ponen en riesgo la sustentabilidad de la cuenca.

“El tratado es muy claro: México está obligado a entregar 2 mil 158 millones de metros cúbicos en periodos de cinco años y no debe haber adeudo durante dos periodos consecutivos.

De manera inexplicable e injustificada, no se cumplió, y por tanto en el ciclo 2015-2020 se debe entregar el volumen pactado antes del 24 de octubre, subrayó. Refirió que en los 76 años del tratado sólo en una ocasión se presentó adeudo en dos ciclos consecutivos, pero se debió a una sequía en la década de 1990.

Loera de la Rosa destacó que se busca desprestigiar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador desde muchos frentes “con mentiras. La politiquería en todo su esplendor se infiltra en diversas causas.

Como el tema del agua es sensible, resulta muy fácil tomarlo de bandera, máxime ante la proximidad de las elecciones; por eso vemos tanto político alrededor del cumplimiento de un tratado añejo.

Refirió que los diputados del PAN tienen mucha influencia en la región de Delicias, Camargo y Ojinaga; manipulan el tema con fines políticos y engaños. Recalcó que los opositores al trasvase no representan a organizaciones campesinas como El Barzón; “son políticos panistas y priístas que buscan una diputación, incluso funcionarios del gobierno estatal.

El PAN pretende que México quede mal por no cumplir el acuerdo y propone una posición absurda de desconocer el acta 234 y terminar el actual quinquenio con adeudo, lo que significa incumplir el tratado internacional. Quieren un problema con Estados Unidos para hacer ver mal al gobierno.

El delegado federal en la entidad recalcó que los genuinos usuarios del agua son gente honesta que a todas luces vive de su esfuerzo en el campo. Su forma de vestir, sus manos callosas y su piel tostada bajo el sol así lo muestra. Es gente del campo que naturalmente está preocupada al ver el desfogue de la presa; lo comprendemos y por eso fuimos con ellos a dialogar.

Reprochó que la actitud divisionista, contra el federalismo, genera una gran desinformación que ha permeado entre la gente, versiones falsas de que no hay agua suficiente o se envía a Tamaulipas o Nuevo León, y otras tan absurdas como las que aseguran que el agua va para un empresario de Monterrey.

Reiteró el compromiso presidente López Obrador: “El agua para los productores es prioridad y la tienen garantizada. A la fecha ya se entregaron más de 65 millones de metros cúbicos de los 110 millones que les corresponden; en la presa hay 177 millones de metros cúbicos.

No cumplir el tratado amenazaría la comercialización de muchos de los productos agrícolas del estado que son exportados hacia Estados Unidos. Hay un potencial riesgo de sanciones comerciales que pueden afectar a otros sectores no agrícolas, concluyó.

Fuente: La Jornada