23/07/2024

Activistas indígenas piden protección por amenazas en Sierra de Chihuahua

Integrantes de la comunidad ódami afirman que ser víctimas de dos caciques a quienes los acusan de intentar despojar tierras.

Integrantes y activistas de las comunidades ódami, en la Mesa Colorada de la Sierra Tarahumara, en Chihuahua, solicitaron protección a las autoridades, tras recibir amenazas en los últimos días por caciques de la región, a quienes acusan de despojo.

A través de la organización Alianza Sierra Madre solicitaron a la Fiscalía de Chihuahua un plan de protección que garantice su vida e integridad personal y la de su familia. Te recomendamos: Sader inaugura primer dispensador de leche en Chihuahua “Los hermanos Cornelio y Aurelio Alderete Arciniega acudieron a Guadalupe y Calvo para reforzar un cerco que pretende despojar del territorio a los habitantes de dicha comunidad.

Con armas de grueso calibre forzaron a la gente para que sacara su ganado que de lo contrario ellos mismos lo harían y los llevarían a las parcelas de maíz y frijol, por otra parte, amenazaron a específicamente a dos personas de la localidad”, expresa un comunicado de la organización.

La ONG indicó que el 3 de julio amenazaron a otro integrante de la comunidad ódami e integrante de la asociación civil, quien es beneficiario de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación.

A la fecha, la Fiscalía del estado cuenta con 18 carpetas de investigaciones abiertas por diversos delitos cometidos por los hermanos Alderete Arciniega, contra habitantes de las comunidades Cordón de la Cruz, Mesa Colorada y el Tepozán, todas del municipio mencionado anteriormente.

En el año de 2013, los caciques Cornelio y Aurelio Alderete Arciniega, solicitaron a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorio y Urbano (Sedatu), la enajenación y venta de supuestos terrenos nacionales que se encuentran en posesión de las comunidades indígenas Mesa Colorada, Cordón de la Cruz y El Tepozán.

Te recomendamos: Secretario de Finanzas de Oaxaca da positivo a covid-19Reunión de AMLO con Trump es una oportunidad para México: Corral Sin embargo, en este proceso ocultaron información respecto a la existencia y permanencia de las comunidades ódami, quienes no tenían conocimiento de lo que estaba sucediendo en ese entonces.

En julio de 2016 los Alderete comenzaron a cercar los límites de la superficie ocupada por las comunidades e instalaron un campamento con gente armada para impedir el libre tránsito de los miembros de las comunidades, sacando su ganado vacuno y los despojaron de sus tierras. 

El 11 de octubre de 2019 la Sedatu en la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México se comprometió a emitir un dictamen sobre este caso en los tres meses siguientes, sin embargo, han pasado 8 meses y a la fecha no existe ningún dictamen, en tanto que se vuelven a registrar agresiones en contra de las comunidades denunciantes.

El 18 de octubre de 2019 se llevó a cabo la audiencia publica con las comunidades ódami y autoridades de los tres niveles de gobierno, quienes les aclararon a los hermanos que no eran lo dueños de los territorios ocupados por los pueblos.

La organización pidió a la Sedatu cumplir con los acuerdos firmados de dar el dictamen de inviabilidad respecto de la solicitud de enajenación de terrenos nacionales de los señores Aurelio y Cornelio Alderete Arciniega.

Fuente: Milenio